viernes, 6 de mayo de 2011

Julia Salazar Sotelo “Capítulo 4. La función de la narrativa en la educación”

El texto anterior definitivamente modificó las concepciones que tenía acerca de la narrativa en la enseñanza de la historia por diferentes afirmaciones que había en el texto.
La narrativa nos ayuda de tal forma a representar la sociedad en la cual vivimos, comprendiendo nuestros eventos cotidianos dándole un significado para nuestro entorno social.
La enseñanza de la historia no sólo se enfoca al pasado, más que nada es reconocer  nuestro pasado, para comprender el presente en el que vivimos. La narrativa es un enfoque interpretativo del conocimiento histórico,  no significa que el alumno memorice todos los datos, más que nada es comprenderlo y saberlos interpretar. Asimismo ésta transforma nuestras propias ideas al ponernos en contacto con el otro.
Las explicaciones por medio de la narrativa permiten ubicar las emociones particulares obteniendo aprendizajes significativos.
Al hacer uso de ellas no sólo se trata de poseer la habilidad de contar historias, utilizando dramatismo, sino de escribir historias construidas bajo una problemática, teniendo una interpretación y reinterpretación, en contarle algo a alguien.
Esta estrategia motiva la curiosidad de los alumnos, generando interrogantes de lo que está conociendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada